sábado, 19 de junio de 2010

En recuerdo de José Saramago

Ayer murió José Saramago. De pequeña, rebuscando entre las estanterías de casa, encontré su novela El Evangelio según Jesucristo. Años más tarde, mi padre trajo Ensayo sobre la lucidez. En 2008 no tuve duda de qué regalarle por su cumpleaños: El viaje del elefante. He leído poco de Saramago, algunos fragmentos de sus novelas, pero le admiro por su trayectoria literaria y vital, por su forma de expresarse. El País ha elaborado un especial sobre el escritor portugués que recorre su vida, su obra, su pensamiento, entrevistas, fotografías y palabras que le dedican distintas personalidades. Ayer se fue en Lanzarote un grande de la Literatura. Pero podemos leerle siempre.

José Saramago sentado en el edificio en el que ambientó su novela Memorial de un convento. El autor de la fotografía es Bernardo Pérez y está publicada en la fotogalería del especial de El País sobre el escritor.

1 comentario:

B dijo...

A mi Ensayo sobre la ceguera me gustó mucho, y he leído algunos artículos suyos, pero he de admitir que otras obras suyas se me han hecho muy cuesta arriba, llegando a parecerme incluso un peñazo total, así que llegué a la conclusión de que no debo ser nada intelectual. Pero sí, que descanse en paz, aunque no creyera en eso.