miércoles, 15 de septiembre de 2010

Picnic ribero

"I'm a Barbie girl, in the Barbie world, life in plastic, ¡it's fantastic!", cantan los cinco ocupantes de un Seat Toledo blanco que circula por la Avenida San Juan Milagro al ritmo del disco de Aqua (cinta de casette, precisa Paula). Uno de ellos saca dos prendas de ropa por la ventana, a modo de bandera, y saluda a los vecinos mientras se suceden canciones. Vienen de pasar unas horas a orillas del río Aragón, donde han tomado pasteles y la bebida del momento: sunny delight limón granizado. Vamos, el crianza de los sunnys (bebida refrescante sin alcohol). Los más atrevidos, D.G y D.P, incluso se han bañado y protagonizado un vídeo nadando como gambas (la grabación, para tranquilidad de los nadadores, sólo será para uso doméstico). Sol, río, toallas, esterillas, golosinas, pasteles, pipas, refrescos, mosquitos (miles) una baraja de cartas, música... Un picnic en plenas fiestas de Milagro, antes de acudir a ver las vaquillas de la tarde a la plaza.


Ssucedió el sábado, día de la paella popular, antes de acuidir a ésta. Ese día, penúltimo de las fiestas, se cocina una enorme paella de verdura, marisco (pocho, la verdad) y pollo en una paellera gigante colocada en la carretera. Por el precio de 2 euros, los comensales reciben un plato de paella, tenedor, servilleta y pan. Este año, después de la experiencia de las fiestas anteriores, en una vera del río en la que fuimos pasto de las moscas y sufrimos los levantamientos de tierra de los coches que pasaban, decidimos comerla en las mesas situadas junto al paletón, en el centro del pueblo. Tomamos rabas, croquetas y cuadraditos del bar-restaurante Burgalés. Debo decir que las moscas también nos acechaban. Lo pasamos muy bien y, además, esta edición fue la más multitudinaria por parte de la peña El Pañueliko. Sólo tuvimos tres bajas: Maider, que estaba descansando porque es saxofonista en la charanga de Milagro (se incorporó en el picnic), Javi (en Barcelona) y Naiara (en Veguellina, León).
¡A ver si la próxima estamos todos!

Una imagen de la paellada, al lado izquierdo, Dani, Ainhoa, Abigail y Paula. Al derecho, David, Leyre, Julia (hermana de Paula) y yo.

1 comentario:

Visitante dijo...

Me ha gustado este relato (una vez más). Este año asistimos bastantes, hasta gente de otra cuadrilla, jaja
Me gustó mucho. Una pena haberme perdido el picnic, pero la verdad, después de la noche anterior...esa tarde no era yo misma si no echaba una siesta...
A ver qué se tuerce el año que viene, a saber qué se nos ocurre!!!