martes, 19 de octubre de 2010

Caín

Caminar a lo largo de los primeros libros del Antiguo Testamento acompañando a Caín, uno de sus personajes que, en esta historia, se convierte en protagonista. Este es el viaje que escribió José Saramago (Azinhaga, Portugal, 1922 - Lanzarote 2010). Como ya hizo en su novela El evangelio según Jesucristo, en esta obra también cuenta unos historias conocidas desde una óptica nueva, cargada de ironía. Tiene algunas escenas muy divertidas, con un humor muy mordaz, a veces ácido. Pienso que es original el planteamiento y el estar narrado en tercera persona le permite realizar acotaciones, también irónicas, que a veces le alejan de la historia, de lo que es una narración. Otro aspecto original es la forma de presentar los diálogos, sin emplear guiones, algo que también acostumbra el autor al menos en otras de sus novelas y que me sorprendió. A lo largo de la historia, el lector transita el jardín del Edén, se embarca en el arca de Noé, presencia la destrucción de Sodoma y Gomorra, contempla la nunca finalizada torre de Babel, peregrina junto a los isrealitas, sufre las desgracias de Job..., momentos que se narran como una especie de combate entre el Creador y su obra.
En la fotografía, Caín, regalo de mi hermano, en mi habitación de Milagro.

1 comentario:

eresfea dijo...

Lo que más disfruto es el final. Un regalo "de milagro" (je), con minúsculas queda aún mejor.