domingo, 12 de diciembre de 2010

Papeles en Cancún

Bali, Poznan, Copenhague y Cancún son las ciudades que han albergado las Cumbres Climáticas de los últimos cuatro años. Ayer concluyó la reunión de Cancún, en la que 193 países se comprometieron a cumplir unas medidas para frenar el cambio climático que sufre el planeta. Aunque el encuentro se se inició con las posturas enfrentadas de Estados Unidos, China y Japón, finalmente se impuso la concordia en algunos aspectos por los que incluso las asociaciones ecologistas se han felicitado: el reconocimiento de la gravedad del calentamiento global y la emisión de gases. Solo Bolivia no secundó el pacto, al que tachó de poco ambicioso.

A simple vista, y teniendo como precedente el fracaso de la Cumbre de Copenhague, todo apunta el éxito. Sin embargo, al leer las medidas acordadas, se ven muchos reconocimientos, pocas acciones y demasiados temas para el año que viene. Ejemplos: dejan para 2011 la decisión de si habrá un pacto que sustituya al Protocolo de Kioto; exponen que se debe reducir el calentamiento dos grados pero permiten que en el futuro pueda rebajarse sólo 1,5; esperan continuar el rifirrafe en la Cumbre de Durban (Sudáfrica) el año que viene. Me alegra que se tenga el cuenta el mecanismo de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación pero me gustaría que se explicasen detalladamente qué proyectos van a desarrollar para proteger a las selvas y los bosques, además de a sus habitantes. Es muy positivo que se reconozcan los errores y se quieran combatir pero, como han indicados muchos ecologistas, no es suficiente el compromiso. Se necesita una acción inmediata. Ojalá el Fondo Verde Climático que se ha acordado crear y otros organismos sean capaces de llevar a cabo hechos que vayan frenando este problema. Ojalá el acuerdo firmado no sea sólo papel mojado en aguas del Caribe mexicano, como sí lo fueron en las anteriores citas. Pase lo que pase, no está de más recordar que la labor de cuidar la Tierra nos incumbe a todos los ciudadanos. Ver que muchos todavía no separan la basura para arrojarla a sus contenedores correspondientes señala que es necesaria una labor de concienciación en todos los ámbitos. En la fotografía, de AFP, varios activistas de Inermon Oxfam piden que se salven vidas ya.

No hay comentarios: