domingo, 13 de febrero de 2011

Más allá de la vida

Más allá de la vida son tres historias entrelazadas por la muerte. La nueva película de Clint Eastwood explora el dolor de la pérdida y la ausencia a través de las vidas de Marie, George y Marcus. Cada uno tiene una experiencia distinta, pero todos buscan respuestas en medio de un aura de misterio y desamparo. El filme retrata de forma paralela las historias hasta confluyen en un punto. Comienza con una espectacular recreación de un tsunami, con una brutalidad y fuerza voraz. Después el ritmo baja, pero no la emotividad. Quizá la mejor historia sea la de Marcus, un niño que pierde a su hermano gemelo en un accidente de tráfico. Busca de forma incansable respuestas y se descubre la torpeza de los adultos para comprenderle, para acompañarle. Más allá de la vida habla también del miedo, de la cobardía y de la mezquindad. Lo hace en situaciones más o menos comunes, momentos que podrían ser cotidianos pero que acaban teñidos de tragedia. La historia se mantiene aunque algo falla el final. Es esperanzador pero sintético. Aparece como un retal cosido para resolver la trama. En cualquier caso, merece la pena acercarse a sus personajes y a sus emociones. En la imagen, de Google, Marcus, interpretado por Frankie McLaren, busca en internet respuestas sobre dónde puede estar su hermano después de haber muerto.

4 comentarios:

Nogue dijo...

Leireeee! Como me gusta poder leer las críticas que haces de películas que hemos visto juntos :) Pero no me puedo creer que no hayas hecho ni una pequeña mención a la gilipollas de la clase de cocina jajajajaja Yo creo que quedaría bien en la parte en que hablas de miedo, cobardía y mezquindad xD

Sigue dándole al writing, que lo haces muy bien ;)

Leire dijo...

¡¡Gracias!! En efecto, la de la clase de cocina entraría muy bien en esa definición, jeje. ¿Viste ayer los Goya? :)

Jesús Baiget Pons dijo...

Lástima del final. Me encantó la forma en la que el maestro Clint toca el tema de la muerte, relacionándolo con el dolor y la redención. Estoy de acuerdo con lo que dices. Y qué inicio... ¡impresionante!

Sergio dijo...

Concuerdo con la reflexión sobre el final, pero pienso que no es culpa de la película ni del director. Quizás el tráiler de la televisión muestra una acción y un misterio que en el montaje real no suceden así. Sin embargo, la parte final, donde confluyen las tres historias, me parece mágico, el viejo Clint en estado puro. La película es como la describes, tres historias, tres personas; la muerte no es la protagonista, sólo el nexo de unión.