martes, 25 de octubre de 2011

La era W' shape

Ahora, a las fajas de toda la vida se les llama W' shape. Y una se entera así, de sopetón, cuando pasa por el escaparate de una lencería. Ahí está ella, una modelo divinísima y delgadísima, con su piel de Photoshop, enfundada en una faja como las de las abuelas. Pero con glamour, me dirán... ¡Ja! No hace tanto tiempo de Bridget Jones y sus bragas enormes... Pero así andan las modas. Por eso muchas vivimos con el miedo de que vuelvan las campanas excesivas o las hombreras gigantes.
Eso sí, para miedo el que desprenden las miradas de muchos hombres cuando van de compras con sus mujeres. No hay más que verlos frente a la puerta de Zara vigilando las bolsas a distancia, como si la cosa no fuese con ellos, con cara de llevar puesta una W' shape anticelulítica. Y no les culpo. Ir de compras, y más en cambios de estación (no digamos ya en rebajas), está ganando puntos para convertirse en un deporte olímpico. En los entrenamientos, cuando se visitan fugazmente las tiendas, todas las prendas son estupendas para renovar el armario. Mira qué falda tan mona; quiero unas botas de ante; han vuelto los chalecos de pelo... Pero cuando llega el día del partido, allí no hay faldas, ni ante, ni pelo... Al menos no de tu talla, ay. ¿La gente cuándo se compra las botas? ¿En agosto? Los gruñidos son el himno de este ejercicio de riesgo. Yo-por-ese-abrigo-ma-to. Cuando ya, bizca de lidiar con las tallas (XS, S, M, L...), la atleta llega a la meta, la caja registradora, la Visa se queda temblando. No ha comprando ni falda, no botas, ni chaleco, pero sí una utilísima camiseta sin espalda, unos leggins fucsias, y por supuesto, ¡una W' shape para lucir el vestido vintage de terciopelo! Sale de la tienda triunfal y el animador desanimado que le espera carga con las bolsas como si fuese el ayudante de la mismísima Carrie Bradshaw en Sex and the city. Sólo falta un ritmo: Pretty woman, walking down the street...

*
Mi columnita publicada en La última...y a casa del suplemento DFD de Diario de Navarra el 21 de octubre de 2011.

1 comentario:

eresfea dijo...

Fue bello mientras duró.