lunes, 31 de diciembre de 2012

¡Feliz fin de año!


A mí qué me importa el dinero, a mí que me importa la fama. Aquí lo que importa es salud, familia, el futuro, las almas... Como canta el colega Pitbull, echa pa' ya, todo lo malo echa pa' ya...!! No es ni de lejos una de esas canciones para la historia, pero su mensaje es el que hay que vivir esta noche con su 'cenita' (langostinos y asado como si no hubiese mañana, jiji) y su gran fiesta :) Además, seguro que en Milagro la ponen ;-)

Gracias a tod@s los que habéis llenado de sonrisas la montaña rusa de 2012. En 2013, Equipaje sin deshacer continuará con más libros, películas, canciones... Que nunca falten las buenas historias. 

¡Feliz Nochevieja y 2013!




lunes, 24 de diciembre de 2012

Esto es Navidad

Mi primo Diego, de 6 años, ha escrito la carta a los Reyes Magos, la ha cerrado y la ha echado al buzón.

- Diego, ¿qué has pedido?
- Los Reyes ya lo saben.

¡Feliz Navidad desde Milagro!

En la foto, nuestro Belén rebelde, con su mula y su buey.

lunes, 10 de diciembre de 2012

El niño Mo Yan

Esta tarde, el escritor chino Mo Yan (Gaomi, 1955) ha recibido en Estocolmo el Nobel de Literatura. Al margen de las polémicas que ha suscitado la concesión del premio por su relación con el régimen chino, rescato aquí un par de citas del espléndido reportaje que publicó el sábado El País en su suplemento Babelia. En él, titulado Obligado a callar, un periodista y un fotógrafo del periódico viajan hasta la localidad natal del autor, donde recorren, acompañados de algunos miembros de su familia, los escenarios de su infancia y juventud. Estas son dos historias que recuerda uno de sus hermanos. Me parecen el mejor retrato que puede hacerse del niño que fue Mo Yan, de su amor por los libros, más aún en la enorme pobreza en la que vivió.

“Cuando era niño, le encantaba leer. Leyó El sueño del pabellón rojo y los otros tres grandes clásicos chinos (A orillas del agua, Historia de los tres reinos y Viaje al oeste). Pero no solo esto, devoraba todo tipo de lectura. Entonces, muy poca gente tenía libros, y algunos que tenían no los querían prestar, así que Mo Yan trabajaba para ellos —por ejemplo, molía el grano en la piedra—, y se sentían conmovidos y le dejaban los libros”.

“Por la noche, leía junto al quinqué que utilizaba mi madre cuando cocinaba. Seguía allí hasta las once de la noche, y mi madre tenía que decirle que parara de leer porque iba a gastar todo el petróleo”.

En la imagen, de AP, el galardonado.

 

viernes, 7 de diciembre de 2012

Los ojos de 'Cuentos pacientes'

Cuentos pacientes es un libro con muchos ojos. Mira como un niño, un joven, un adulto, un anciano. Su autora, la periodista y escritora Goizeder Lamariano (Pamplona, 1984), retrata a través de estas miradas historias de la vida cotidiana. En ellas hay lugar para el amor, la amistad, el sexo, la enfermedad, la muerte, el juego, la ilusión, la desesperanza. En total, 23 relatos ordenados en seis bloques más o menos temáticos: Cuentos de infancia, Cuentos pacientes, Cuentos eternos, Cuentos queridos, Cuentos de Alemania y Cuentos apasionados. A veces conducidos por un narrador en primera persona, otras por un narrador omnisciente, tienen un estilo directo, que traslada el lenguaje y las experiencias de la calle.

En ellos, varios personajes buscan en sus recuerdos, algunos impulsados por otros, como la historia en la que un abuelo rememora un episodio que vivió durante la Guerra Civil porque su nieto debe escribir una redacción para el colegio. Otros exploran un presente inesperado, desde una habitación de hospital, tras recibir un trasplante de riñón, o a través de las vivencias de una niña navarra recién llegada a la alemana Bonn con su familia.

La sorpresa también está presente, con finales traviesos como el de El escondite o entrañables como el de Francisco y Angelines. Y por supuesto, la ironía y el humor, a veces negro, con la personificación de la muerte; otras pícaro, en como El sujetador. Y este abanico de miradas y de momentos, desde la euforia a la tragedia, está cosido por un hilo: la naturalidad.

El libro, publicado por Círculo Rojo, tiene 139 páginas y puede comprarse por 12,95 euros en las librerías Elkar de Navarra, Gipúzkoa, Vizcaya y Álava; en la librería de Madrid; en la librería de la editorial; y a través de PayPal o mediante transferencia escribiendo a goizeder.lamariano@gmail.com

En la imagen, mi ejemplar de Cuentos pacientes en mi 'cuartel de operaciones' milagrés. La portada es una preciosa fotografía tomanda por el fotógrafo pamplonés José Luis Ollo. Este libro es el primero que ha publicado Goizeder. Podéis seguir sus pasos y lecturas en el blog literario Cuéntate la vida

martes, 4 de diciembre de 2012

Canciones en la maleta (I)

No hay nada que te pueda decir que no hayas escuchado ya.
No quiero quedarme en tu memoria para siempre.
No quiero ser el lastre que no te permita andar.
Quédate a dormir... Es todo lo que quiero en esta vida insana.
Quédate a dormir.... Que pasen treinta años antes de mañana.




En 1999, los murcianos M-Clan compusieron este temazo, una de esas canciones que hay que llevar en el equipaje. Forma parte de su álbum Usar y tirar. El pasado noviembre lanzaron nuevo disco, Arenas movedizas. Lo escucharemos :)

domingo, 11 de noviembre de 2012

Olvido 3.0

Comenzó a borrar compulsivamente las fotos de los álbumes de Facebook. Una tras otra, al principio sin apenas mirarlas. Solo con distinguir su rostro las eliminaba. Tras más de cien, una le detuvo. Una instantánea cualquiera que nada tenía que ver con las imágenes de las vacaciones en la playa o de los paseos por Montmartre que yacían en la basura de la memoria virtual. Estaba desencuadrada y algo borrosa. Él aparecía sentado en una butaca de piel hecha jirones, mirándola a ella, que dormía, sentada de lado sobre sus piernas y con la cabeza apoyada en su hombro. Levantó los dedos del teclado, pero a los pocos segundos volvió a la superficie del ratón. Click. Eliminar. Hizo la misma operación en Tuenti. Dejó de seguirla en Twitter, en Instagram, en Pinterest. Borró sus e-mails, sus conversaciones de WhatsApp, sus SMS, su número de móvil. Apagó el ordenador y tiró el teléfono sobre la cama. Salió de casa, sin abrigo, convencido de que todo había acabado. Pero en el reverso interior de una vieja agenda de papel, con caligrafía curva, quedaba el nombre de ella y la dirección del apartamento que habían compartido. 



Saint Jean de Luz, octubre 2011. 

viernes, 9 de noviembre de 2012

And the winner is....


Hoy la película Todo es silencio, de José Luis Cuerda, llega a los cines españoles. Para celebrarlo, realizado el sorteo de un ejemplar de la novela homónima de Manuel Rivas, con una portada muy especial. Una mano inocente, la de mi mamá, ha sacado el boleto ganador de una bolsita con los 55 números que participaban en el concurso en su interior. Y el número ganador es el.... 

¡¡20!! 
¡Enhorabuena 
Miriam García Vela!

Para recibir el libro, sólo tienes que enviarme tu dirección postal a leirescalada@gmail.com y Tornasol Films te lo hará llegar a tu casa. ¡Que lo disfrutes!


¡¡Gracias a tod@s por participar!! Espero preparar pronto un nuevo sorteo y que sigáis visitando Equipaje sin deshacer :)  
 

lunes, 5 de noviembre de 2012

Florida, una llave para la Casa Blanca

Florida, con sus 29 votos electorales, es uno de los estados clave en las elecciones de Estados Unidos. Es una de las llaves a la Casa Blanca, como el poderoso estado de Ohio, con 18 votos electorales. Un equipo del programa En portada, de Televisión Española, ha realizado este interesante reportaje que recoge las diversas realidades de este estado polifacético, especialmente en Miami y alrededores. El resultado, un excelente análisis y un enorme collage de historias humanas. Narra la de los dreamers, jóvenes hijos de inmigrantes que llegaron a USA de pequeños y luchan por lograr una oportunidad; la batalla constante de los inmigrantes frente a una legislación injusta que les da la espalda; el sueño de un hispano que llegó como ilegal, en un camión cubierto de paja, y que hoy, ciudadano estadounidense, es candidato independiente a la Cámara de Representantes; la vida de una pareja gay; y un encuentro del Tea Party, entre otras. Mañana los estadounidenses hablarán a través de las urnas. El demócrata Barack Obama o el conservador Mitt Romney. Interesantísima y reñida campaña y jornada electoral. Mientras esperamos los resultados, podéis disfrutar de esta pieza de este reportaje. 


jueves, 1 de noviembre de 2012

¡Sorteo 'Todo es silencio'!

¡Llega el primer sorteo de Equipaje sin deshacer! Para celebrar la llegada de la nueva película de José Luis Cuerda, Todo es silencio, sorteamos un ejemplar de la novela homónima de Manuel Rivas en la que se basa el filme. El libro, como veis en la imagen, cuenta con una portada especial que ha sido diseñada con motivo de la adaptación de la obra al cine.

Participar es facilísimo y muy rápido. Sólo tenéis que dejar un comentario en esta entrada del blog con vuestro nombre diciendo que participáis y entraréis inmediatamente en el sorteo. A cada persona se le asignará un número y, si además es seguidor del blog o se hace seguidor, tendrá dos números.

Podéis hacerlo hasta el próximo jueves, 8 de noviembre, ya que el sorteo se realizará el 9, día del estreno de la película. Una mano inocente se encargará de seleccionar el papelito con el número ganador, que se comunicará esa tarde en una nueva entrada del blog. El afortunado sólo tendrá que mandar un e-mail a leirescalada@gmail.com con su dirección postal y recibirá la novela por cortesía de la productora Tornasol Films.

Animaos a participar y, por supuesto, a ir al cine a verla :) Cuenta la historia de un pequeño pueblo ficticio de la costa gallega, primero en manos del contrabando y después del narcotráfico, un poder que todo lo controla. Porque cuando al hablar te juegas la vida... Todo es silencio. La cinta, además, cuenta con unos actores de lujo: Juan Diego, Quim Guitiérrez, Miguel Ángel Silvestre y Celia Freijeiro.

¡Feliz puente!

lunes, 29 de octubre de 2012

El silencio como salvoconducto

La novela Todo es silencio, de Manuel Rivas (A Coruña, 1957), está ambientada en un pueblo ficticio de Galicia llamado Brétema. Es una localidad costera, de playas y acantilados, en el que el mar, como vida y como muerte, siempre está, pero en el que reina el silencio. Y ese silencio viene impuesto por el miedo, por ser el único medio para sobrevivir, porque Brétema está dominada por un poder que controla cualquier rincón. Primero el contrabando, después el narcotráfico. Pero siempre la figura de Mariscal, el dueño de todo. Y como este lugar, hay otros muchos en el mundo en el que el silencio es el salvoconducto de vida, en los que un poder oscuro oprime con telas de miedo y violencia. 

Pero en esta obra también se habla de amistad, de amor, de lealtad y de valentía, de vaivenes de la vida y del tiempo, de esos hilos que te cosen de alguna forma a una realidad, de historias de la gente del pueblo retratadas con esas metáforas tan palpables que crea Rivas en su literatura. Hay un escenario maravilloso en esta novela, la Escuela de los Indianos, con un mapamundi a ras de suelo que permite viajar de un punto a otro del Globo en apenas segundos.

Mientras la leía, imaginaba un Mariscal, tal como se describe, trajeado de blanco y con el sombrero panamá siempre encima, y también un Brinco, una Leda y un Fins. A veces, al adaptar una obra literaria al lenguaje del cine, estos personajes que habíamos dibujado en nuestra mente, nos decepcionan. Pero después de ver el trailer de Todo es silencio, dirigida por José Luis Cuerda, veo que han encontrado al Mariscal perfecto, el gran Juan Diego. No se me ocurre un actor mejor para ese papel. Y se completa el elenco protagonista con Miguel Ángel Silvestre, Celia Freijeiro y Quim Gutiérrez. Expectativas muy altas :) Próximamente en los cines. 



Y en Equipaje sin deshacer, muy pronto, hablaremos de las novelas La luz en casa de los demás, de Chiara Gamberale, y Las voces bajas, también de Rivas.

viernes, 12 de octubre de 2012

El cosmos de las cosas pequeñas

Delhi no está lejos habla de sueños. De esos sueños que laten entre las cosas más cotidianas, en los problemas y en las sonrisas de diario e incluso en la miseria. Y en esta novela, escrita por el autor indio Ruskin Bond (Kasauli, 1934), los sueños se balancean en Pipalnagar. Es un lugar ficticio, pero que simboliza esos territorios demasiados grandes para ser llamados pueblos o aldeas pero no lo suficientemente extensos para ser considerados una gran ciudad. Son sitios semiolvidados, donde, se cuenta, “la gente estaba demasiado resignada incluso para estar desesperada”.

Pero aún así queda hueco para soñar y dar pequeñas zancadas hacia estas ilusiones. Lo vemos en sus protagonistas: Arun, un joven escritor que no deja de pensar en marcharse a Delhi, donde cree que triunfará; Suraj, un muchacho epilépitico que se dedica a la venta ambulante al tiempo que prepara unos exámenes; y Kamla, una joven prostituta casada con un anciano. Ellos viven en la miseria, duermen sus ansias de escapar en jergones desvencijados, respiran un aire húmedo y sofocante... Y, sin embargo, sus relaciones están tejidas con hilos de amor, de amistad, de generosidad.

En la novela también está presente la cultura india, las historias fantásticas, como el cuento precioso que narra el personaje de Ganpat, los problemas 'domésticos' de una pequeña urbe y sus escenas típicas en el mercado, en el barbero, la figura del chowkidar, que se dedica a espantar a los ladrones nocturnos... Pero no es localista. Las sensaciones que dibuja, sus vivencias, esa punzada de sentirse extranjero en casa, podrían suceder en cualquier otro punto. Hay muchos Pipalnagar en el Globo. Su actualidad, pese a ser un libro escrito en los 60, también es impactante.

La obra, además, cuenta con un epílogo hermosísimo del escritor, muy conocido en India, que reflexiona sobre si tiene importancia “esta historia, prácticamente carente de argumento”. El cree que sí y reflexiona sobre ello. Yo creo que también, porque es un viaje a los sueños, a las frustraciones, a la búsqueda de esa esencia que tan bien describe en las montañas. Una joya de 139 páginas que ha llegado a España de la mano de Automática Editorial y que merece leerse despacito, para empaparse de su poesía cargada de realidad. 


Este es uno de los bellos fragmentos de la obra:


A veces ver estas cosas me deprime. El mundo parece estar abarrotado de vidas inacabadas.
- Me pregunto por qué Dios se tomó la molestia de crear al hombre si tenía todo el enorme y precioso mundo para Él solo – le dije a Suraj una noche de verano- . ¿Por qué consideraría necesario compartirlo con otros. 
- A lo mejor se sentía solo – respondió Suraj.


 * En la imagen, un ejemplar de Delhi no está lejos, en un parque de Milagro.

 

jueves, 11 de octubre de 2012

Octubre

PUERTO desde un hotel, miro los buques
y la interrogación de su quietud,
inflamado pensar de la paciencia triste,
atardece, bahía de mis ojos,
lámina neutra de la mar cerrada.

En el otro país
se quedó su mirada y su silencio,
a veces mar abierta, pero a veces
niebla y distancia.

Sin nada más allá de la distancia,
en la interrogación de mi quietud,
estuve yo,
bahía de sus ojos,
lámina neutra de la mar cerrada.

*Luis García Montero. Poemario Habitaciones separadas (1994).

jueves, 13 de septiembre de 2012

Vuelta al cole (y al blog)

Equipaje sin deshacer regresa tras este laaaargo parón veraniego con nuevos contenidos llenos de literatura, cine y maletas llenas y listas para despegar ;-) Próximamente, la crítica de la preciosa  novela Delhi no está lejos, del escritor indio Ruskin Bond, publicada por Automática Editorial :) En la imagen, vistas desde El Mirador, en la isla de Formentera. Un lugar para soñar despierto. 

sábado, 9 de junio de 2012

Risas continuas con Arturo Fernández

Después de una fiesta, Silvia y Pablo, un matrimonio maduro de clase alta, deciden abrir la caja de Pandora y contarse, el uno al otro, con cuántas personas han sido infieles. Una intensa conversación nocturna que se prolonga hasta el día siguiente cuando entra en escena Luis, íntimo amigo de la pareja. Esta es, grosso modo, la historia que narra Los hombres no mienten, una hilarante comedia teatral protagonizada por Arturo Fernández (Pablo), Sonia Castello (Silvia) y Carlos Manuel Díaz (Luis).

La obra, escrita Eric Assous, fue galardonada con el Premio Moliére a la mejor obra teatral en 2010 y lleva en cartel en el Teatro Amaya de Madrid (Paseo del General Martínez Campos, 9) desde el 21 de septiembre gozando de gran éxito. Su secreto, las risas continuas y las excelentes actuaciones de sus tres intérpretes, que se meten al público en el bolsillo desde le primer segundo. A través de una larga discusión y reunión “amistosa” se desarrolla un divertido y sorpresivo enredo para abordar el tema de la sinceridad en el matrimonio.
Durante la obra, en el patio de butacas aún se escucha algún clásico “chatina”, tan típico en Fernández, que consigue una empatía brutal. Inconfundible su gestualidad y comportamiento galante y pícaro, personas muy característicos en su carrera, a los que imprime esa elegancia y simpatía de su propia personalidad. Quedan tres días para disfrutar de esta estupenda comedia, que el próximo lunes, día 11, echa el telón. 

 Los tres protagonistas, en una imagen promocional de la obra.

viernes, 1 de junio de 2012

Nueva York de la mano de Elvira Lindo


Elvira Lindo cuenta que “no hay tantos autores que tengan el don de hablar a cada uno de los lectores en particular, como Faulkner habló e iluminó a Salinger, sin la distancia que a menudo impone el lenguaje literario”. Lo hace desde las páginas de Lugares que no quiero compartir con nadie y esa cualidad que admira en el escritor, es precisamente una de sus virtudes. Este libro, publicado por Seix Barral, lo demuestra. A medio camino entre la 'crónica' y una 'guía' personalísima, la escritora comparte sus lugares favoritos de Nueva York, la ciudad en la que vive seis meses al año.

La obra, llena de anécdotas y reflexiones, se disfruta como una charla entre amigos. Lindo consigue hacer partícipe al lector de su “vagabundeo” diario, de ese descubrir una ciudad fascinante, de paso habitual de turistas, pero que ella ha conseguido hacer su casa, un hogar que comparte con su marido, Antonio Muñoz Molina. Invita a quien se adentra en la obra a acompañarla a restaurantes, bares y cafés; a caminar por su barrio, el Upper West; a que se le haga la boca en un “día cualquiera para gordos” con “¡las mejores galletas de la ciudad!”, entre otras delicias; a disfrutar de un paseo por el Riverside Drive con su perra Lolita; a visitar el Museo de Historia Natural, su preferido; o la casa de Loius Armstrong, entre otros lugares.

Su mirada, perspicaz, tierna y divertida, es la de una extranjera en una ciudad que ya es la suya desde hace siete años, en la disfruta con su familia y sus amigos, y en la también se agobia o le sacude la nostalgia. Y lo transmite con esa voz tan bien definida, al estilo de las columnas de Don de gentes que cada domingo publica en El País, que cuenta sus alegrías y también sus flaquezas. Son muy atractivos los 'personajes' que desfilan por el libro, la forma de describirlos, de retratarlos de forma viva y compartir con ellos. Lo mismo hace con los lugares, en los que pone la lupa en cada detalle, desde la decoración a las personas que los frecuentan, y recupera experiencias personales vividas en ellos.

Lugares que no quiero compartir con nadie, sugerente desde su título, es un viaje personal por los días cotidianos de una ciudad inmensa perlada de historias. Un pequeño tesoro que reflexiona sobre la vida (diaria) y transmite su amor por ella. Un libro para callejear y sentir. Imprescindible.

miércoles, 29 de febrero de 2012

Télex desde Cuba, doble voz narrativa para descubrir la isla en los 50

Télex desde Cuba coloca su lupa en un volcán a punto de entrar en erupción: la Cuba de los cincuenta, cuya economía está controlada por manos estadounidenses, que dominan el próspero negocio del azúcar y el níquel. Lo hace a través de dos voces narrativas, un narrador en primera persona y otro omnisciente que van tejiendo dos historias paralelas que se entrelazan. Esta novela, finalista del prestigioso National Book Award en 2008, es la primera publicada por la escritora y editora estadounidense Rachel Kushner (Eugene, Oregón, 1968).

A lo largo de sus 424 páginas revive este momento clave en la historia de Cuba, pero no bajo un prisma lastrado por ideas políticas, sino a través de escenas cotidianas, de reconstruir cómo era la vida de los cubanos y los estadounidenses afincados especialmente en las regiones orientales, donde se ubicaban las grandes azucareras y las minas. Se presenta una sociedad estamental, en la que los estadounidenses ocupan la cúspide y disfrutan de lujos propios de las viejas colonias, mientras los cubanos realizan las tareas más pesadas, en el campo y en el servicio doméstico.

Esta mirada se presenta a través de una voz narrativa tierna, sin prejuicios, la del niño K.C. Stites, hijo de un directivo de la United Fruit, que narra sus vivencias y las de otros estadounidenses afincados en Cuba. Su curiosidad, como la del personaje de la niña Everly Lederer, también estadounidense, recuerda a la de la pequeña Scout, personaje de Matar un ruiseñor, novela de Harper Lee. Junto a esta voz narrativa, la más personal del relato, está la del narrador omnisciente, potente y contextualizador, encargado de relatar un buen número de capítulos.

Paralela a esta reconstrucción de la Cuba oriental norteamericana, se narra lo que sucede en los montes del mismo lugar, donde un grupo de cubanos, capitaneados por Fidel Castro, planifican un auténtica Revolución que cambiará el país. Asimismo, desde La Habana, se cuenta la relación entre La Maziére, un traficante de armas francés, y la misteriosa bailarina Zazou, historias que se hilan entre sí hasta formar un enorme tapiz.

Además de reconstruir esta época decisiva, Télex desde Cuba cuenta historias más allá de la Historia, que pueden suceder en otro lugar, en otro tiempo. Presenta personajes muy diversos, atrapados por los estereotipos que marca la clase. Profundiza en ellos, en sus insatisfacciones, en sus deseos, en las situaciones de desigualdad, de falsas apariencias. Retrata momentos de felicidad, pequeñas sumas de sonrisas, muchas desde el prisma de la infancia y la juventud. Habla de relaciones familiares, de disputas y desacuerdos, de los primeros amores, de desamor, de infidelidades..., vivencias que con maestría dibuja a través de las experiencias de sus personajes.

Entusiasmados, frustrados, dubitativos, valientes, cobardes, estúpidos, ingeniosos. La pasarela de caracteres que transitan la novela es amplísima. Junto a ellos, a las cuidadas descripciones y a las dos voces que consiguen un tono entre tierno y agudo, el lector viaja a un lugar fascinante desde una óptica distinta, que incluso amplía su visión a un tiempo mucho más cercano al presente en un interesante epílogo.

*La novela está publicada en Libros del Asteroide y cuesta 22,95 euros.

miércoles, 15 de febrero de 2012

La historia de Harry y Sally

“Te quiero cuando tienes frío estando a 21º, te quiero cuando tardas una hora para pedir un bocadillo, adoro la arruga que se te forma aquí cuando me miras como si estuviera loco, te quiero cuando después de pasar el día contigo mi ropa huele a tu perfume y quiero que seas tú la última persona con la que hable antes de dormirme por las noches. Y eso no es porque esté solo ni tampoco porque sea Nochevieja. He venido aquí esta noche porque cuando te das cuenta de que quieres pasar el resto de tu vida con alguien deseas que el resto de tu vida empiece lo antes posible”. Esta conocida declaración de amor, sincera y entrañable, pertenece a la película Cuando Harry encontró a Sally, una comedia romántica dirigida por Rob Reiner en 1989, perfecta para disfrutar en cualquier momento del año.

La historia, protagonizada por Sally, interpretada por Meg Ryan, y Harry, encarnado por Billy Cristal, comienza cuando, en edad universitaria, los jóvenes se conocen (él mantiene una relación con una amiga de ella) y viajan juntos de Chicago a Nueva York en el coche de la chica. Durante el trayecto, conversan sobre diversos temas, como la amistad, el amor o el sexo, y muestran posturas opuestas. Ella más idealista, el más pragmático.

Años más tarde, después de pasar por diversas relaciones amorosas, la vida les vuelve a poner en el mismo escenario. Así, tras varios encontronazos, comienzan a ser amigos, una amistad que irá convirtiéndose en amor sin que ellos mismos se den cuenta. Su historia está narrada con grandes dosis de humor, diálogos agudos, divertidos, que reflexionan sobre las relaciones humanas, sus alegrías y sus sinsabores.

Además, alrededor de la historia principal hay otras entrelazadas, como la de la relación entre dos amigos de la pareja protagonista, un romance que precisamente nace de una cita a ciegas preparada por ésta. La película está narrada en forma cíclica, con pequeñas interrupciones de parejas que relatan su experiencia. Cuenta el amor con naturalidad, con su luz y con sus tropiezos, y sobre todo con una agradable comicidad, empatía, sin artificios ni cursilería. Si se quiere disfrutar de una buena comedia romántica, es una apuesta segura.


viernes, 3 de febrero de 2012

Historias para hilvanar la magia de lo cotidiano

La caja de costura de Noelia Gorbea (Santo Domingo de la Calzada, 1986) y Paula de Andrés (Pamplona, 1986), está llena de historias. Relatos que toman como materia prima lo cotidiano para sacarle punta y dar voz a un mosaico de personajes, desde un niño a un inmigrante, pasando por un actor y una butaca. Les dan vida en su primer libro, 21 rotos para 7 descosidos, formado por 21 microrrelatos y 7 cuentos que narran situaciones muy distintas, independientes, pero que a su vez tienen un hilo identificativo. Todas iluminan vivencias cotidianas, personajes con los que el lector puede cruzarse por la calle, pero con un punto de magia e, incluso en algunos casos, de fábula.

El propio ritmo que marca la obra, en una orden de tres rotos por un descosido, todos sin título, permite al lector adentrarse fácilmente en un mundo en el que caben las sorpresas, las intrigas y las inquietudes. La mirada hacia la infancia está muy presente, ese prisma de ilusión sin prejuicios, y también hacia objetos que cobran vida y transmiten emociones. Y lo hacen a través de historias de amor, de amistad, de inseguridades, de retos, de anécdotas…, narrados de forma sencilla, sin artificios.

Las propias autoras, amigas que se conocieron en la Universidad, escriben en el prólogo del libro sobre la importancia de “prescindir de lo accesorio”, “la apuesta por la economía de la poesía”. Lejos de que dos estilos narrativos en un mismo libro resulten disonantes, los suyos se hilvanan como si, en el caso de que se pudiese, al excavar en sus relatos quedase el mismo humus literario, que apuesta por una visión positiva, a veces cómica y a veces más triste o melancólica porque se basa en la observación del día a día.

El volumen, de cien páginas, cuesta diez euros y la primera edición, de 300 ejemplares, se ha distribuido en las siguientes librerías de Pamplona y Zizur Mayor: Auzolán (San Gregorio), Casa del Libro (Estafeta), Ínsula (Plaza de la Cruz), El Parnasillo (Castillo de Maya), Gómez (Pío XII y Plaza del Castillo), Me Quiero Vivir (Plaza del Castillo), Caligrama (Zizur Mayor) y Kokoa (Zizur Mayor). Sin duda, es un libro valiente porque al empuje de sacar adelante historias y darlas a conocer, se suma la labor de autoedición. Nuevo aire literario con muchas ganas de seguir contando.

jueves, 12 de enero de 2012

El plano irregular del alma humana

Si la novela El mapa y el territorio (La carte et le territoire en su título original) fuese el plano de una ciudad, sería el de una villa medieval amurallada, de callejuelas retorcidas y angostas, llena de recovecos por los que se filtran la luz y las sombras. Su autor, el francés Michel Houellebecq (Saint-Pierre 1958) circula en esta obra por la compleja fisionomía del alma humana entrando en sus rincones, en esos que se ocultan, en los que hay golpes o malformaciones. Y lo hace con una estructura cautivadora, dividida en tres partes y un épilogo, en los que la reflexión se combina con la intriga.

El libro, galardonado con el premio Goncourt, el más prestigioso de las letras francesas, narra la vida de Jed Martin, un pintor y fotógrafo reconocido, hijo de un adinerado arquitecto y marcado desde la infancia por un suceso brutal. En su vida, como nexo, se destaca la inestabilidad de relaciones con su entorno, cuando no practica la ausencia de éstas.
Como indicó Nelly Kaprièlian en Les Inrockuptibles y se señala en la contraportada del volumen (Anagrama, 377 páginas), se trata de una novela “irreductible en una sola tesis”, en la que se habla de los negocios, del arte contemporáneo, de las relaciones familiares, amorosas y sexuales, del ocio, de la soledad, del dolor, de la muerte... Este abanico temático, lejos de mostrar superficilidad, se presenta como una construcción unida, en la que unas calles llevan a otras. En El mapa y el territorio cualquier detalle es revelador. Muchos actúan como símbolo para dar siquiera una imagen aproximada a lo intangible.

Al igual que en otras obras de Houellebecq, la ironía y el humor corrosivo juegan un papel clave, crítico con una sociedad que excava en el individualismo y en la torpeza para relacionarse con los otros. A diferencia de una de sus obras anteriores, Las partículas elementales, donde también se ahonda en la naturaleza humana, en esta obra la brutalidad y la violencia no se presentan con una crudeza visual tan constante (que la hay). Pero este aspecto no denota tibieza, pues los temas propios de Houellebecq siguen presentes y dibuja un presente-futuro inquietante y destructivo. Su crítica es totalizadora, no como juez, sino como cirujano que con maestría de bisturí levanta la piel. El polémico escritor da cuenta de una gran habilidad para dar giros inesperados a la trama, presentar personajes interesantes, profundizar en ellos, en su contexto. Él mismo aparece como uno de los personajes de esta magnífica novela. Atrapa al lector por su versatilidad y capacidad reflexiva, desde una exposición artística hasta un crimen.

*En la imagen, un ejemplar de El mapa y el territorio sobre un mapa de carreteras.

** ¡Ah! Estrenamos así el "Equipaje" de 2012. El listón de lecturas comienza muy alto :) ¡Feliz año!