jueves, 11 de octubre de 2012

Octubre

PUERTO desde un hotel, miro los buques
y la interrogación de su quietud,
inflamado pensar de la paciencia triste,
atardece, bahía de mis ojos,
lámina neutra de la mar cerrada.

En el otro país
se quedó su mirada y su silencio,
a veces mar abierta, pero a veces
niebla y distancia.

Sin nada más allá de la distancia,
en la interrogación de mi quietud,
estuve yo,
bahía de sus ojos,
lámina neutra de la mar cerrada.

*Luis García Montero. Poemario Habitaciones separadas (1994).

No hay comentarios: