lunes, 31 de diciembre de 2012

¡Feliz fin de año!


A mí qué me importa el dinero, a mí que me importa la fama. Aquí lo que importa es salud, familia, el futuro, las almas... Como canta el colega Pitbull, echa pa' ya, todo lo malo echa pa' ya...!! No es ni de lejos una de esas canciones para la historia, pero su mensaje es el que hay que vivir esta noche con su 'cenita' (langostinos y asado como si no hubiese mañana, jiji) y su gran fiesta :) Además, seguro que en Milagro la ponen ;-)

Gracias a tod@s los que habéis llenado de sonrisas la montaña rusa de 2012. En 2013, Equipaje sin deshacer continuará con más libros, películas, canciones... Que nunca falten las buenas historias. 

¡Feliz Nochevieja y 2013!




lunes, 24 de diciembre de 2012

Esto es Navidad

Mi primo Diego, de 6 años, ha escrito la carta a los Reyes Magos, la ha cerrado y la ha echado al buzón.

- Diego, ¿qué has pedido?
- Los Reyes ya lo saben.

¡Feliz Navidad desde Milagro!

En la foto, nuestro Belén rebelde, con su mula y su buey.

lunes, 10 de diciembre de 2012

El niño Mo Yan

Esta tarde, el escritor chino Mo Yan (Gaomi, 1955) ha recibido en Estocolmo el Nobel de Literatura. Al margen de las polémicas que ha suscitado la concesión del premio por su relación con el régimen chino, rescato aquí un par de citas del espléndido reportaje que publicó el sábado El País en su suplemento Babelia. En él, titulado Obligado a callar, un periodista y un fotógrafo del periódico viajan hasta la localidad natal del autor, donde recorren, acompañados de algunos miembros de su familia, los escenarios de su infancia y juventud. Estas son dos historias que recuerda uno de sus hermanos. Me parecen el mejor retrato que puede hacerse del niño que fue Mo Yan, de su amor por los libros, más aún en la enorme pobreza en la que vivió.

“Cuando era niño, le encantaba leer. Leyó El sueño del pabellón rojo y los otros tres grandes clásicos chinos (A orillas del agua, Historia de los tres reinos y Viaje al oeste). Pero no solo esto, devoraba todo tipo de lectura. Entonces, muy poca gente tenía libros, y algunos que tenían no los querían prestar, así que Mo Yan trabajaba para ellos —por ejemplo, molía el grano en la piedra—, y se sentían conmovidos y le dejaban los libros”.

“Por la noche, leía junto al quinqué que utilizaba mi madre cuando cocinaba. Seguía allí hasta las once de la noche, y mi madre tenía que decirle que parara de leer porque iba a gastar todo el petróleo”.

En la imagen, de AP, el galardonado.

 

viernes, 7 de diciembre de 2012

Los ojos de 'Cuentos pacientes'

Cuentos pacientes es un libro con muchos ojos. Mira como un niño, un joven, un adulto, un anciano. Su autora, la periodista y escritora Goizeder Lamariano (Pamplona, 1984), retrata a través de estas miradas historias de la vida cotidiana. En ellas hay lugar para el amor, la amistad, el sexo, la enfermedad, la muerte, el juego, la ilusión, la desesperanza. En total, 23 relatos ordenados en seis bloques más o menos temáticos: Cuentos de infancia, Cuentos pacientes, Cuentos eternos, Cuentos queridos, Cuentos de Alemania y Cuentos apasionados. A veces conducidos por un narrador en primera persona, otras por un narrador omnisciente, tienen un estilo directo, que traslada el lenguaje y las experiencias de la calle.

En ellos, varios personajes buscan en sus recuerdos, algunos impulsados por otros, como la historia en la que un abuelo rememora un episodio que vivió durante la Guerra Civil porque su nieto debe escribir una redacción para el colegio. Otros exploran un presente inesperado, desde una habitación de hospital, tras recibir un trasplante de riñón, o a través de las vivencias de una niña navarra recién llegada a la alemana Bonn con su familia.

La sorpresa también está presente, con finales traviesos como el de El escondite o entrañables como el de Francisco y Angelines. Y por supuesto, la ironía y el humor, a veces negro, con la personificación de la muerte; otras pícaro, en como El sujetador. Y este abanico de miradas y de momentos, desde la euforia a la tragedia, está cosido por un hilo: la naturalidad.

El libro, publicado por Círculo Rojo, tiene 139 páginas y puede comprarse por 12,95 euros en las librerías Elkar de Navarra, Gipúzkoa, Vizcaya y Álava; en la librería de Madrid; en la librería de la editorial; y a través de PayPal o mediante transferencia escribiendo a goizeder.lamariano@gmail.com

En la imagen, mi ejemplar de Cuentos pacientes en mi 'cuartel de operaciones' milagrés. La portada es una preciosa fotografía tomanda por el fotógrafo pamplonés José Luis Ollo. Este libro es el primero que ha publicado Goizeder. Podéis seguir sus pasos y lecturas en el blog literario Cuéntate la vida

martes, 4 de diciembre de 2012

Canciones en la maleta (I)

No hay nada que te pueda decir que no hayas escuchado ya.
No quiero quedarme en tu memoria para siempre.
No quiero ser el lastre que no te permita andar.
Quédate a dormir... Es todo lo que quiero en esta vida insana.
Quédate a dormir.... Que pasen treinta años antes de mañana.




En 1999, los murcianos M-Clan compusieron este temazo, una de esas canciones que hay que llevar en el equipaje. Forma parte de su álbum Usar y tirar. El pasado noviembre lanzaron nuevo disco, Arenas movedizas. Lo escucharemos :)