viernes, 27 de septiembre de 2013

La fuerza de las vidas anónimas

Entrar en los relatos de Alice Munro (Wingham, Ontario, 1931) es abrir una puerta a una extraordinaria cotidianidad, a vidas corrientes que acarrean heridas, sonrisas y secretos. En Mi vida querida, su última colección de cuentos, transita por las calles de ciudades y pueblos canadienses para narrar historias en las que hay amor, miedos, engaños, promesas, culpa, encuentros casuales... Lo hace con un estilo elegante y depurado, en cierta manera más cercano a la poesía que a la prosa, como valoró el escritor Antonio Muñoz Molina. Son cuentos largos, pero sin exceso de adjetivos ni aderezos innecesarios.

En este universo, en el que tanto importa lo implícito, remueve los sentimientos de sus personajes con imágenes muy lúcidas, como un inusual viaje en tren, un accidente durante la niñez o unos corazones rojos de galleta esparcidos por la nieve. Están pobladas de aristas, quedan dudas, enigmas, como en la propia vida.

La obra, además, está dividida en dos partes. La primera, formada por diez cuentos, y la segunda, por cuatro creaciones diferentes. “Forman una unidad distinta, autobiográfica de sentimiento aunque a veces no llegue a serlo del todo. Creo que es lo primero y lo último - y lo mas íntimo – de cuanto tengo que decir sobre mi propia vida”, explica en una nota la autora. Cuánto hay de realidad en estas historias en primera persona, en esos recuerdos de la infancia y la juventud, no es lo importante.

Todos los relatos de la colección son brillantes aunque, para mí, sobresalen tres, diferentes pero con una fuerza común, esa de dejar sin aliento al llegar al último párrafo, por lo inesperado, por esa necesidad de saber qué les depara a los personajes. Logra dejar al lector pensando, volviendo atrás, atando cabos. Son Corrie, Amundsen y Dolly. Magistral la narración del funeral en Corrie, que sucede en un pueblo de Canadá pero que bien podría haberse dado aquí. Diálogos veloces e incisivos, una resolución brutal. Para leer despacio y releer. Munro, que suena habitualmente en las 'quinielas' para el Nobel de Literatura, ha publicado varios libros de cuentos, como Demasiada felicidad y Amistad de juventud y dos novelas. 

*El libro está publicado en Lumen, tiene 336 páginas y cuesta 22,90 euros. En la imagen, una tarde agradable observando por el balcón.

1 comentario:

albanta dijo...

El otro día me llamó la atención este libro y aunque los relatos ni fu ni fa pretendo acercarme a esta auttora.