viernes, 18 de abril de 2014

Buen viaje, Gabo

La profesora nos recordaba en clase que se aprende a escribir por envidia. Y cuando uno lee a Gabriel García Márquez la siente, sí, pero una envidia blanca, esa que despierta la fascinación de quien se encuentra frente al maestro.

Conocí al genio colombiano en las páginas de una edición prestada de Crónica de una muerte anunciada. Tenía 16 o 17 años y la leí tres veces en poco tiempo. Ahí estaba Santiago Nasar, ese hombre que siempre soñaba con árboles. Ese a quien los hermanos Vicario mataron con un cuchillo de puercos que siempre salía limpio de sus entrañas. Ah, ese realismo mágico maravilloso. Retrato social. Poesía pura. Lección de literatura y de periodismo.

Ayer se fue Gabriel García Márquez de este mundo que supo engrandecer con su arte. La suya también fue la crónica de una muerte anunciada, un goteo de noticias aciagas que terminaron anoche. Jueves Santo. Muchos nos negábamos estos días a asumir su partida, con esa única forma posible de resistencia que es no escribir nada hasta suceda. Las despedidas siempre son imperfectas pero suelen ser honestas. ¿Cómo decir adiós a quién deja tanto?

Lo único que me duele de morir es que no sea de amor”, escribió el Premio Nobel de 1982. Enseñanzas como esta son parte de un legado literario y vital por encima de todos los relojes y calendarios. Frases escritas en cuadernos escolares, en periódicos, en tweets que gritan silenciosos para mandar un último abrazo a quien les abrió los ojos a Macondo, a quien les animó a luchar por el mejor oficio del mundo, el periodismo, aunque se sufra como un perro. Qué bella esta efervescencia dolorosa y entrañable de generaciones de lectores, viajeros de palabras, que lloran hoy al maestro. Gracias García Márquez narrador, García Márquez periodista, García Márquez hombre. La eternidad, donde el tiempo no existe, está en sus libros. Descubrimiento inmortal. Hasta siempre, Gabo.

2 comentarios:

Melodías por escrito dijo...

¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que también te guste nuestro espacio :D

¡Un abrazo grande de parte de los tres!

Camila dijo...

Siempre la literatura me ha gustado mucho y por eso trato de leer a autores distintos cada vez que tengo la oportunidad. Por supuesto a los grandes escritores los he leído como el mencionado aquí y cada vez que viajo compro libros nuevos. Como ya consegui
Vuelos a Los Angeles espero poder leer a autores de dicho país